Santísimo Cristo Yacente del Desamparo

_MG_8826

 

En el año 2008, el Hermano Mayor del Santo Entierro se puso en contacto con la Real e Ilustre Congregación de Nuestra Señora de la Soledad y Desamparo; exponiendo  la situación en la que quedaba su Hermandad tras el cambio de sede y  la consecuente pérdida de sus titulares. La Congregación de la Soledad y Desamparo ante esta situación, decidió ofrece el Santísimo Cristo Yacente del Desamparo, para su custodia, culto y veneración, con la única premisa, de que al estar cedido en depósito debe procesionar el Sábado Santo en Madrid junto con la Virgen de la Soledad.

El encuentro de ambas tallas se produce, cada Sábado Santo, en la puerta de la Iglesia de San Ginés, protagonizando uno de los momentos más especiales de la Semana Santa madrileña. Posteriormente ambas imágenes se dirigen, por las calles del Madrid de los Austrias, hasta la Iglesia de las Calatravas, sede canónica de la Virgen de la Soledad.

El Cristo Yacente del Desamparo, al mas puro estilo de Gregorio Fernández, se trata de una hermosa talla de madera policromada de un metro ochenta centímetros, en la que pueden observarse detalles como el hematoma del hombro, producido por el peso de la Cruz, las manos inflamadas por las heridas de los clavos, las señales en la frente, donde tuvo ceñida la corona de espinas, y la boca y los ojos entre abiertos, mezcla de dolor, sufrimiento, ternura y amor.

Se encuentra actualmente expuesto para su culto y veneración en la parroquia de Santa María de la Alegría (Móstoles).